Máquina de coser antigua

     Actualmente las máquinas de coser modernas, no se pueden comparar con una máquina de coser antigua, ya que son capaces de dar hasta seis mil puntadas por segundo, son portables, eléctricas y tienen diferentes especialidades, muchas poseen más de cincuenta tipos de puntadas y son incluso fáciles de trasladar ya que algunas han sido diseñadas especialmente para eso.

Sin embargo no siempre ha sido así. Las máquinas de coser antiguas que fueron las primeras en salir al mercado, normalmente venían ya incrustadas a un gran mueble por lo cual requerían mucho más espacio, además no conseguían tantas puntadas por segundo y su mantenimiento era bastante engorroso.

Sin embargo en la actualidad una máquina de coser antigua están muy buscadas y tienen un valor importante, no tanto por su función de coser como tal, sino por su aspecto. Tener una máquina de coser antigua como decoración de algún espacio da un toque vintage perfecto para quienes quieren ambientar buscando un estilo retro y sobrio.

Máquina de coser Singer antigua

Máquina de coser Singer antigua

 Las máquinas de coser Singer fueron las primeras creadas para el uso doméstico, de ahí todo el renombre de la industria Singer, pues tiene décadas en el mercado y siempre se ha ido innovando, por lo que sigue siendo una de las favoritas de muchos aún después de tantos años de recorrido.

Históricamente esta fue la primera industria en volverse multimillonaria vendiendo únicamente máquinas de coser, ya que definitivamente alivio la vida de muchas personas que no podían trabajar en las grandes empresas textiles pero que querían seguir en el mundo de la costura y la confección desde casa.

Es muy común que en tu casa o en casa de tu abuela exista una máquina de coser antigua, y cuando vayas a ver la marca probablemente te des cuenta de que es una Singer, pues en las épocas pasadas fue la más vendida y comercializada, si es así aprovéchala, pues tienes una reliquia en casa.

Máquina de coser antigua Sigma

Máquina de coser antigua Sigma

     Una máquina de coser antigua marca Sigma se ha vuelto una pieza de colección muy costosa y buscada por los coleccionistas. Esto se debe a que salieron muy pocas de ellas, y las que salieron eran de impresionante belleza, todas una obra de arte para coser.

A mediados de los años 90 la empresa Sigma dejó de fabricar estás máquinas de coser, cuando sólo llevaban 40 años en el mercado y para esos tiempos la producción anual no era mucha, así que son contadas las máquinas Sigma que están dispersas por el mundo, de allí su alto valor.

Estas máquinas causaron tanto furor por su aspecto tan elegante que aun siendo buscadas con fines netamente decorativos, ya que tener una de estas piezas en una sala vintage le da una elegancia impresionante al espacio y le aporta sobriedad y clase.

Máquina de coser Alfa antigua

     La industria Alfa fue también de las primeras industrias de máquinas de coser que fabricaron las mismas para su uso doméstico, esto después de las Singer, sin embargo su calidad y cómodos precios fue lo que ayudó a esta industria a darse a conocer mundialmente.

Las máquinas de coser Alfa son conocidas por quienes saben de costura como las máquinas más resistentes y duraderas del mercado, ya que esta empresa se enfocaba en la resistencia y la capacidad de trabajar durante horas de forma continuada, y en la actualidad lo siguen haciendo.

Una máquina de coser antigua Alfa, definitivamente se ha convertido en una reliquia y también son muy buscadas por los coleccionistas, ya que su aspecto te traslada automáticamente a los años 50 más o menos cuando se dio a conocer la industria de máquinas de coser y marcó una pauta en la historia.

Vídeo sobre TIPS de costura en máquinas de coser antigua

Vídeo sobre TIPS de costura en máquinas de coser antigua del canal:

Mecanica Confeccion